Estaba un borracho en una esquina

Estaba un borracho en una esquina, cuando una mujer pasa caminando, el borracho la observa y le dice:¡Adiós fea!La mujer indignada se da media vuelta y le dice:¡Borracho!El borracho con una sonrisa le dice:Sí, pero a mí, mañana se me pasa.