Papá enamorado

Le dice una joven adolescente a su padre: -¡Qué hermoso es estar enamorada! ¿Y tú, papá? ¿nunca te enamoraste en la escuela? -Si, en el jardín de niños, de la maestra… dijo con nostalgia el padre. -¡Ay qué tierno, qué bello! ¿Y qué pasó después? -Pues que se enteró tu mamá, se enfadó y te cambió de jardín.

La bicicleta de Pepito

El padre de Pepito regresa a casa luego de un largo viaje, al llegar ve que el niño tiene una bicicleta montaña de 300 dólares que tanto deseaba, entonces le pregunta:-Hijo, como es que te has comprado esa bicicleta, ¿de dónde has sacado el dinero?Pepito responde:-Por dar paseos.-¿Cómo por dar paseos??, pregunta sorprendido el padre. […]

Infidelidad

En una casa muy acomodada, vivía un estupendo matrimonio y su humilde (pero bellísima) sirvienta campesina.Un fin de semana, la señora de la casa tuvo que salir (en viajes de negocios) quedando solos, el dueño de casa y la escultural sirvienta.Como era de esperarse (¡por supuesto!), el patrón se dedicó a seducir a su sirvienta, […]

Chistes Felices: Cornelio y sus 5 hijos

Cornelio vivía en México, y un día se encontraba en un bar tomando tequila; se le notaba feliz leyendo una carta. Se le acerca un amigo y le dice:-Cornelio, que dice esa carta que te tiene tan contento…-Es que mi mujer, que vive en España, acaba de dar a luz a mi quinto hijo… -contesta […]

Jaimito en la escuela – Chiste de Jaimito

En el salón de clases estaban todos los alumnos, incluyendo a la maestra que les encarga de tarea que le digan al día siguiente que era lo que estaban construyendo cerca de sus casas.Al día siguiente todavía no había llegado Jaimito y les dice la maestra a las niñas que cuando le preguntara a Jaimito salieran […]

Un borracho llega a la cárcel

Un borracho llega a la cárcel y le pregunta a un guardián: -¿Puedo hablar con el ladrón que robó mi casa? -Eso depende… ¿para qué quiere hablar con él? -Para que me explique cómo se entra a mi casa sin despertar a mi esposa.

Nadie vio nada – Chistes felices

Durante un atraco a un banco, después de haber obtenido un buen botín y antes de darse a la fuga, el atracador muy nervioso, pregunta a un rehén: – ¿Tú me has visto robar este banco? El rehén asustado le dice que sí, y el atracador le pega un tiro en la cabeza. Después se […]